Cuando sientas que tus problemas salen de tu control

Cuando algún profesional de la salud te lo dé como recomendación

Cuando tu red de apoyo, conocidos o amigos te sugieran recibir apoyo profesional

Cuando cuentes con una tratamiento psiquiátrico o psicológico previo que hayas suspendido y desees retomar.

Cuando necesites una segunda opinión respecto a tu salud mental

Cuando estés atravesando por problemas personales, de pareja o familia.

Compartelo

Leer otros artículos de rbit

    Aún no hay noticias